logo capes


Nuevos modelos estadísticos podrán predecir con mayor certeza cómo se comportarán los cultivos frente al cambio climático

El estudio evaluó la estructura y persistencia de los cultivos de avena, cebada, sorgo, arroz, trigo, maíz, girasol y soja en Sudamérica.

Actualmente la agricultura se enfrenta el desafío de alimentar a una creciente población mundial de manera sostenible frente a un clima cambiante. Los modelos existentes que explican y predicen el comportamiento de los cultivos alimenticios asumen que el rendimiento de estos aumenta de manera constante en el tiempo, que no está regulado, y que viene determinado exclusivamente por el clima.

Investigadores españoles y chilenos, del Laboratorio Internacional de Cambio Global (LINCG) y del Centro de Ecología Aplicada y Sustentabilidad (CAPES), desarrollaron un innovador estudio donde se crearon modelos estadísticos que consideran los procesos biológicos internos que regulan y estabilizan el rendimiento de los cultivos y que explican las respuestas no lineales ante el cambio climático.

“Cada vez existen más evidencias de que el rendimiento de los cultivos no aumenta de manera constante o lineal en el tiempo sino que lo hacen de manera no lineal. Por ejemplo, a partir de los años 90 los rendimientos potenciales de los principales cultivos no han aumentado sino que se han estancado o han disminuido, y también hemos observado que los cultivos de alto rendimiento responden de manera más abrupta ante el cambio climático” explicó Rosanna Ferrero, primera autora de este estudio.

Precisamente, realizaron análisis estadísticos complejos procesando una gran cantidad de información. Se desarrollaron diferentes modelos estadísticos para ocho cereales de gran importancia alimenticia (avena, cebada, sorgo, arroz, trigo, maíz, girasol y soja), en cada región de los principales países productores de Sudamérica que son Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. Utilizaron series de datos libres e históricos de entre 20 a 40 años de registro y evaluaron el efecto de variables asociadas al cambio climático, tales como la temperatura, precipitaciones, y nivel de CO2 atmosférico durante el período de crecimiento de cada cultivo.

Según los autores, los principales resultados de este estudio son la demostración de que además de los procesos externos (como el cambio climático) que impactan sobre el rendimiento de los cultivos, existen procesos internos que explican y predicen el comportamiento del rendimiento de los cultivos de cereales y ofrecen nuevas oportunidades para enfrentarnos al problema de la seguridad alimentaria.

Además, los análisis realizados en este estudio podrán extenderse fácilmente a otros cultivos y regiones, a una escala espacial y temporal que permitan proponer medidas de adaptación y mitigación ante los impactos del cambio climático, expresaron los autores.

Referencia: Ferrero R, Lima M & González-Andujar JL (2017) Crop production structure and stability under climate change in South America. Annals of Applied Biology. doi:10.1111/aab.12402

Información periodística: Luz Oppliger, comunicaciones@bio.puc.cl